23 DE febrero DE 2017

¿Te has parado alguna vez a pensar si tu casa está lo suficientemente protegida como para evitar que entren los intrusos? Las ventanas sin rejas, la puerta de la verja del jardín o ese acceso que no sueles vigilar porque a simple vista parece algo inaccesible… Te proponemos que hagas una revisión general de tu casa y la protejas debidamente para tener en cuenta otros detalles importantes que quizá no hayas considerado.

1. Cuidado con las redes sociales

Ten en cuenta que tu identidad ahora es tanto física como digital. La tecnología es un invento maravilloso que puede facilitarte la vida o complicarla. Famoso es el caso de una familia inglesa que anunció a través de las redes sociales la fecha de su mudanza y se encontraron con un grupo de delincuentes que les desvalijó la casa haciéndose pasar por los encargados de su mudanza.

Te damos algunos consejos para evitarlo:

– Refuerza tu privacidad en las redes sociales eligiendo el grupo de destinatarios que pueden ver tus publicaciones
– Aún así, intenta subir las fotografías e información sobre tus vacaciones o ausencias de casa cuando hayas regresado
– Desactiva el geo localizador para evitar dar la localización desde la que has hecho una publicación
– Evita realizar compras por internet en lugares públicos

2. Protege tu casa cuando estés ausente

Aunque tomes medidas extremas de discreción, no estás exento de que alguien pueda introducirse en tu casa en tu ausencia. Según datos procedentes del Ministerio del Interior el número de robos diarios asciende a unos 300. Una cifra que los Cuerpos de Seguridad intentan disminuir lanzando campañas anuales de protección del hogar.

Si alguien intentara entrar en tu casa cuando no estás, lo primero que haría es averiguar si la casa está vacía y cuáles son los motivos. Merodearán por la casa en distintas franjas horarias del día, preguntarán a los vecinos haciéndose pasar por un conocido o por profesionales de servicios a domicilio, e incluso dejarán señales en las puertas para saber si están ocupadas.

Por eso, para protegerte te recomendamos tomar las siguientes precauciones

– Intenta que tu casa parezca habitada, evita que tu buzón se sature de correspondencia encargando a alguien de confianza que lo vacíe
– Asegúrate de que la casa está completamente asegurada y el acceso al interior resulta complicado; los ladrones suelen elegir las casas de fácil acceso
– No dejes una copia de las llaves escondida en lugares típicos como debajo del felpudo o en una maceta; aunque parezca obvio, mucha gente lo sigue haciendo
– Si tu ausencia es por unas horas, deja una luz de bajo consumo en alguna parte de la casa visible desde el exterior
– Si te es posible, instala un sistema de domótica; la cámara de vigilancia suele ser una buena solución, y aunque no evitará el robo, sí proporcionará información sobre los autores

3. Protege también tu casa cuando estés en el interior

No salir de casa tampoco es un impedimento para los intrusos. La prensa ha informado en varias ocasiones de propietarios famosos que han sido asaltados en sus hogares aparentemente protegidos mientras estaban dentro.

Puede ocurrir que no veamos el peligro que entraña dejar la puerta del jardín o terraza abiertos o entornados mientras descansamos, o no conectar la alarma durante la noche por pereza a desconectarla en caso de tener que atravesar las zonas protegidas.

4. Ten especial cuidado con los profesionales que llaman a tu puerta

Un caso muy típico de asalto es el del uso de un uniforme para prestar servicios en tu hogar. Algunos ladrones intentan entrar en los hogares fingiendo ser revisores de suministros energéticos como el gas, la luz o el agua. Lo habitual es confiar y dejarles entrar.

Para evitar pasar un mal rato sospechando, lo mejor es que pidas siempre la identificación de la empresa, aun habiendo contratado el servicio. Puede ocurrir que el sujeto sea el responsable de la avería o se haya enterado de que precisas asistencia para tomar la identidad del profesional.

5. Mantén buena relación con los vecinos

Vivir en un buen ambiente comunitario favorece la vigilancia de tu hogar. Intenta mantener una buena relación con el vecino más próximo e infórmale de tus viajes para que sospeche si ve entrar o salir a alguien de tu vivienda o escucha algún ruido.

Etiquetas: , , ,

También te puede interesar