14 DE agosto DE 2017

Un copycat es un imitador de asesinos. Esta es una figura que se ha hecho famosa por diferentes razones que tienen que ver con la identidad del criminal al que imitan, su modus operandi y sobre todo, la repercusión mediática y el salto a la fama.

Los imitadores se diferencian de los asesinos en serie comunes por presentar algunas características distintivas:

  • Siguen las mismas pautas de comportamiento del asesino modelo.
  • Carecen de los estímulos originarios que les motivan a asesinar, ya que la información que poseen de sus admirados criminales les llega a través de los medios de comunicación, los libros sobre sus biografías o la recreación cinematográfica. No comparten las mismas pulsiones asesinas.
  • Como carecen de las mismas motivaciones que los criminales a los que imitan, suelen fallar en las pautas de comportamiento y no tienen el mismo control ante los imprevistos.
  • La imaginación a la hora de perpetrar el asesinato no es un factor relevante, porque copian fidedignamente el modus operandi anterior.
  • Intentan perfeccionar el famoso crimen y se sienten capaces de no cometer las mismas equivocaciones que sus predecesores.

Ted Bundy, el asesino del Zodiaco, El carnicero de Rostov, La Viuda Negra, Barba Azul, La Matrona Asesina,…todos ellos han servido, por desgracia, como modelo a generaciones posteriores, pero la lista es larga. Nos remontaremos a uno de los asesinos más imitados: Jack el destripador. Este es un modelo de asesino mítico que saltó a la fama por su modus operandi, el misterio que le ha rodeado a lo largo de la historia y la dificultad para esclarecer su identidad. Sus crímenes han inspirado a muchos criminales, entre ellos a:

– Macario Alcalá Canchola (Fernando Ramírez Luna), asesino de 2 prostitutas y sospechoso de haber asesinado a otras 12 durante la década de los años 60 en México D.F. Dejaba su firma “Jack mexicano” con lápiz labial en el espejo.
– Peter Sutcliffe, El Destripador de Yorkshire, que asesinó a 13 mujeres, muchas de ellas prostitutas, en la década de los 70 y fue capturado en 1980.
– Stephen Griffiths, psicólogo de 40 años y doctorando en asesinos en serie, asesinó a 3 prostitutas en Bradford siguiendo el modelo de Jack el destripador. Fue detenido en 2010.
– Joel Rifkin, un imitador que asesinó a 17 prostitutas en Nueva York a finales de los 80 y principios de los 90 siguiendo los modelos de Jack, y complementados con características del también asesino, Ted Bundy.

También te puede interesar