27 DE abril DE 2017

– Joven de 19 años que desapareció hace más de una década en una isla caribeña
– El principal sospechoso cumple condena por otro crimen, pero no se pudo demostrar su implicación en la desaparición de Holloway

El caso de Natalee Ann Holloway ha sido uno de los más mediáticos en la historia reciente de Estados Unidos. Nacida el 21 de octubre de 1986 en Alabama, la joven desapareció a los 19 años durante un viaje de graduación a Aruba, una isla del Caribe que pertenece al Reino de los Países Bajos.

La última vez que alguien vio con vida a Natalee fue el 30 de mayo de 2005 sobre la 1:30 horas de la madrugada a la salida de un restaurante. Parece ser que se subió en un coche con Joran Van Der Sloot y los hermanos Deepak y Satish Kalpoe. Todos ellos fueron arrestados e interrogados en varias ocasiones, pero no se encontraron pruebas que los relacionaran con un hipotético asesinato, por lo que fueron puestos en libertad sin cargos. La versión inicial de los acusados fue que la llevaron hasta el hotel y no volvieron a saber de ella.

Las autoridades buscaron incansablemente a Holloway por toda la isla y alrededores, sin éxito. La búsqueda contó con la participación de cientos de voluntarios de Aruba y Estados Unidos. El caso causó tanto revuelo que llegó a ofrecerse un millón de dólares por el regreso seguro de la joven e incluso 100.000 dólares por alguna pista que condujera a sus restos mortales.

Espectáculo televisivo

Van Der Sloot siempre estuvo en el punto de mira de las investigaciones. Concedió varias entrevistas de televisión en las que amplió su versión de los hechos, asegurando que la joven había querido practicar sexo con él en la playa y no lo hicieron porque no tenían preservativo. Según dijo, estaba avergonzado pues se fue dejándola allí sola. El caso era cada vez más atractivo para la prensa sensacionalista. 

La policía de Aruba declaró haber gastado casi tres millones de dólares en la investigación, lo que suponía el 40% de su presupuesto anual. A petición de la isla, Países Bajos se hizo cargo de la investigación desde septiembre de 2006.

En febrero de 2008, un vídeo realizado con cámara oculta por un periodista mostraba a Van der Sloot fumando marihuana y admitiendo estar presente durante la muerte de Natalee Holloway. A pesar de que la confesión grabada parecía inculparlo, el joven sospechoso argumentó que estaba mintiendo en aquel momento para impresionar a su interlocutor y la prueba no se consideró concluyente.

Asesinato de Stephany Flores

Poco después ocurriría un suceso que cambiaría la vida de Van Der Sloot: fue acusado de matar a una joven peruana, Stephany Flores. Esta vez sí se encontraron pruebas y el mismo Van Der Sloot confesó el crimen. Fue condenado a 28 años de prisión en enero de 2012. A día de hoy, sigue defendiendo su inocencia respecto al caso de Natalee Holloway.

Aunque en septiembre del 2011, la joven fue declarada oficialmente muerta, su paradero sigue siendo una incógnita, por lo que aunque Van Der Sloot fuera juzgado, no podría acusársele de asesinato.

También te puede interesar