20 DE noviembre DE 2017

El popular jugador de fútbol americano tuvo una carrera repleta de éxito hasta que fue acusado del asesinato de su ex esposa, Nicole Brown Simpson, y su amigo, Ronald Goldman. O.J. Simpson, finalmente, fue absuelto de los cargos en el juicio más mediático de la historia de Estados Unidos, bautizado como “el juicio del siglo”. ¿Qué fue lo que pasó? 

La noche del 12 de junio de 1994 Nicole Brown fue hallada muerta junto con Ronald Goldman en su vivienda de Los Ángeles. Habían sido brutalmente apuñalados varias veces en la cabeza y el cuello.

La policía se dirigió a la casa de O.J. Simpson para comunicarle la muerte de su ex esposa pero Simpson no estaba en el lugar. Encontraron sangre en el interior y exterior de un coche en la propiedad de Simpson.

En la escena del crimen se encontró un guante de cuero con sangre. Cuando la policía registró la propiedad de Simpson encontró un segundo guante que después se pudo determinar que era la pareja del que apareció en casa de Brown. Posteriormente se descubrió a través de pruebas de ADN que en el guante encontrado en casa de Simpson había restos genéticos de las víctimas y del propio Simpson.

Tras una mediática persecución retrasmitida en directo a través de las principales televisiones estadounidenses O.J. Simpson fue arrestado.  Fue el mismo quien se entregó después de conducir hasta la casa de su madre y conversar con ella.

El juicio se extendió casi un año y fue televisado en el canal Court TV y seguido por las cadenas de noticias. La fiscalía pedía cadena perpetua para O.J. Simpson. El juez seleccionó a 12 personas y 12 suplentes para formar parte del jurado de entre una lista de 250 posibles.

El argumento de la fiscalía era que Simpson había asesinado a Nicole Brown por un ataque de celos debido a la relación que tenía su ex esposa con Ronald Goldlman. Además, antes del divorcio, Nicole Brown había denunciado a O.J. Simpson por diversos episodios de violencia doméstica.

La acusación se basaba en las siguiente evidencias: el AND de Brown y Goldman fue hallado en los restos de sangre encontrados en el Ford Bronco de Simpson. Además, se encontraron mechones de pelo de Simpson en la camiseta de Godlman. El guante encontrado en casa de Simpson y el hallado en la escena del crimen resultaron ser del mismo par. Las huellas de sangre en casa de Brown coincidían con unos zapatos Bruno Magli muy difíciles de conseguir. Se hallaron fotografías de O.J.Simpson en las que aparecía en un evento público portando esos zapatos aunque podrían haber estado adulteradas.

Sin embargo, lo que determinó la absolución de Simpson fue que se cuestionara la integridad de las pruebas de ADN, que era un tipo de prueba relativamente nueva en juicios de la época. Se alegó que la sangre recolectada fue tratada de manera incorrecta.

Además, nunca se encontró el arma homicida y la defensa alegó que la policía de Los Ángeles había dejado a propósito las evidencias en la escena del crimen. Durante el juicio, el abogado defensor incitó al fiscal a que pidiera a Simpson que se probara el polémico guante. Cuando este se lo probó resultó que le quedaba pequeño. No obstante, el guante había sido congelado y descongelado varias veces por lo que podría haber encogido.

Finalmente, el jurado llegó a una conclusión tras cuatro horas de deliberaciones. Unas 100 millones de personas siguieron en directo el anuncio del veredicto: Simpson fue declarado no culpable.

En 2008, Simpson fue condenado a 9 años de prisión por un robo a mano armada. ¿Fue desprocorcionada la condena al delito cometido? ¿Estuvo la sentencia contaminada por el polémico juicio de 1995? No te pierdas el ESTRENO de la serie O.J. Simpson: culpable en Las Vegas el domingo 26 de noviembre a las 23h.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar