27 DE octubre DE 2017

La fama puede atraer a numerosos fans que veneran el talento y el entorno que gira alrededor del famoso y se convierten en seguidores infatigables de su carrera. Sin embargo, entre esa multitud de fans puede esconderse alguien con una enfermedad patológica que puede llevar al extremo su obsesión, provocando la muerte de su ídolo. Hemos seleccionado 5 de los casos con mayor repercusión mediática:

1. John Lennon

El 8 de diciembre de 1980, el vocalista de Los Beatles, uno de los grupos de música más famosos de la historia, fue asesinado por uno de sus fans, Mark David Chapman ante el edificio Dakota (Nueva York) donde se alojaban. Lennon estaba firmando autógrafos ante una multitud de fans cuando su asesino se le acercó y le disparó 5 balas de su revólver. Murió pocos minutos después de llegar al hospital.

2. Gianni Versace

El 15 de julio de 1997, el diseñador italiano de moda se disponía a entrar en su Mansión de Miami cuando Andrew Phillip Cunnanan le disparó con un arma de fuego provocándole la muerte. El homicida había asesinado anteriormente a 4 personas más, pero esta vez acabó con su carrera de mercenario, suicidándose con el mismo arma que dio fin a uno de los mitos más relevantes del mundo de la moda.

3. Dimebag Darrell

La noche de 8 de diciembre de 2004, uno de los guitarristas más importantes de la historia de la música, estaba dando un concierto en un club nocturno en Ohio, cuando fue asesinado con varios disparos. Nathan Miles Gale, un fanático de la música metal, descargó su arma de fuego contra el guitarrista y varias personas de alrededor causando 3 muertos. Al parecer, al asesino quería vengarse del guitarrista responsable de la ruptura de la banda Pantera para formar el nuevo grupo Damageplan.

4. Rebecca Schaeffer

La joven actriz, promesa de la televisión norteamericana vio su carrera y su vida truncadas a los 22 años de edad debido a la obsesión que provocó en uno de sus fans. Robert John Bardo acabó con su vida de un disparo en la puerta de su casa el 18 de julio de 1989. Rebeca Schaffer había sufrido el acoso del que se convertiría en su asesino durante 3 años hasta darle muerte ante la negativa de la actriz a recibirle. El homicida fue condenado a cadena perpetua.

5. Selena Quintanilla

El 31 de marzo de 1995 una de las figuras más importante de la música tex-mex moría asesinada por Yolanda Saldívar, presidenta de su Club de fans y mano derecha de la cantante en sus negocios de moda. Tras un periodo de sospechas sobre la mala administración y comportamiento extraño de su amiga de confianza, Selena decide aclarar la situación en un Motel en Corpus Christi (Texas), pero la disputa acabó con su asesinato. Actualmente Zaldívar sigue cumpliendo cadena perpetua.

 

También te puede interesar