9 DE abril DE 2018

El rancho de los Davidianos en Waco (Texas) era la sede del grupo religioso liderado por David Koresh. Este se consideraba un profeta de Dios, interpretaba las enseñanzas de la Biblia y logró convencer a sus adeptos de que era el elegido para desencadenar el fin del mundo. Se casó varias veces y difundía su teoría de la poligamia, la cual le permitió mantener relaciones con diversas mujeres asegurando que era “la voluntad de Dios”.

A medida que las enseñanzas de Koresh se volvían más apocalípticas y radicales e iban aconteciendo sucesos turbios en la sede de la organización, tales como los supuestos abusos sexuales a menores de edad o la tenencia ilegal de armas, algunos miembros del grupo religioso comenzaron a cuestionar los motivos de Koresh y abandonar la agrupación. A pesar de ello, logró congregar a unos 95 fieles en el rancho de Waco.

El 28 de febrero de 1993 la ‘Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos’ hizo una redada en Monte Carmelo –así era como llamaban al rancho en referencia al Monte Carmelo bíblico- en busca de armas acumuladas. Pero el momento crítico se desarrolló con el asalto del FBI a la propiedad. Los agentes fueron recibidos a tiros y comenzó el asedio al recinto. El grupo de los Davidianos y su líder se atrincheró durante 51 días.

El 19 de abril el FBI desplegó un operativo con intención de evacuar el recinto. David Koresh amenazó a las autoridades: “Si el FBI trata de penetrar en el rancho del Apocalipsis sus agentes serán consumidos por el fuego”.  Finalmente, dos agentes de la policía federal vieron como desataban un incendio desde dentro del edificio. El fuego consumió el recinto acabando con la vida de los que se encontraban en el interior. El FBI encontró los cuerpos carbonizados de la gran mayoría de seguidores de Koresh, incluido él mismo. El balance final fue de 86 muertos. Koresh habría logrado convencer a sus fieles del suicidio colectivo.

La tragedia tuvo lugar después de que las autoridades notificaran al líder del grupo el asalto inmediato al complejo exigiendo su rendición. Media hora después, al no recibir respuesta, los agentes arrojaron gases lacrimógenos al interior del rancho. Los Davidianos respondieron con un tiroteo. Horas después se produce, finalmente, el devastador incendio. Los bomberos tardaron tres cuartos de hora en llegar y el FBI justificó la tardanza alegando que no disponían de suministro de agua en la zona, que había sido cortada para forzar la salida del grupo religioso. Solo sobrevivieron ocho personas. Cuando el FBI encontró el cuerpo calcinado de Koresh, este mostraba un disparo en la cabeza. La actuación policial resultó muy polémica debido al trágico desenlace.

¿Quieres conocer todos los detalles del caso? Si sientes curiosidad por lo que acontecía en la sede del grupo religioso de los Davidianos además de la peligrosa operación policial desarrollada por el FBI, no te puedes perder Asedio a Waco. ESTRENO EXLUSIVO el jueves 12 a las 23:30h en Crimen e Investigación.

También te puede interesar