15 DE diciembre DE 2017

El órgano encargado de investigar los homicidios en España es la Policía Judicial. Se dedican a resolver asesinatos en serie, casos de personas desaparecidas con indicios de criminalidad, homicidios sin resolver y controlan la base de datos de desaparecidos. La Policía Judicial engloba una serie de brigadas y unidades especializadas. La sección de Homicidios y Desparecidos pertenece a la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV CENTRAL) del Cuerpo Nacional de Policía.

La unidad se encarga, por tanto, de investigar los casos de homicidios más inquietantes o que se hayan producido en circunstancias extraordinarias y que no hayan sido resueltos por otras plantillas policiales. Apoya a las unidades locales en el esclarecimiento de muertes violentas y colabora con los grupos policiales que carecen de plantilla especializada para los casos que encierran más complejidad.

Los policías que integran esta unidad son agentes especializados de la Policía Judicial. Además, coordinan las desapariciones denunciadas en toda España. También se investigan homicidios de manera local en las Brigadas Provinciales que, por su tamaño, cuenten con grupos operativos para este fin. Estas unidades se encuentran en ciudades grandes como Madrid, Barcelona, Valencia, etc.

¿Cómo lo hacen?

Identifican el cadáver, investigan el contexto concreto de cada caso y recaban información de testigos y personas cercanas a las víctimas. La búsqueda de evidencias físicas y la inspección técnica de las pruebas siempre la realiza la Policía Científica. Estos se ocupan de recoger material fotográfico detallado y recogida de muestras de tejidos y sangre para su posterior análisis.

La sección de Homicidios y Desaparecidos utiliza los más sofisticados métodos de rastreo electrónico al tiempo que emplea procedimientos tradicionales de seguimiento. Se trata de ir desgranando el complejo proceso desde la aparición de un cuerpo hasta la presentación del caso en los tribunales. Su trabajo es dar asistencia a jueces y fiscales en la investigación para la instrucción de un sumario del caso. Se encargan, también, de recoger la documentación necesaria para establecer las pautas de actuación de la autoridad jurídica.

En los últimos cinco años se ha reducido el número de agentes destinados a Homicidios puesto que el número de crímenes registrados es cada vez más bajo. Además, no ha habido ningún asesino en serie desde que fue detenido Alfredo Galán Sotillo, el asesino del naipe en 2003. España registró por primera vez, en 2016, menos de 300 asesinatos durante el año. En total, se produjeron 292 homicidios en 2016 y es el dato más bajo de la historia. El número contrasta en gran medida con las 587 muertes de 2003.

España es el segundo país de la Unión Europea con la tasa de homicidios más baja, detrás de Austria. Esta se sitúa en 2016 en 0,63 homicidios por cada 100.000 habitantes. Los países con la tasa de homicidios más alta del mundo son Honduras, Venezuela, Belice, El Salvador y Guatemala.

Si quieres conocer a todas esas personas que tratan de entender el motivo de los crímenes, que buscan pistas hasta resolver el puzle, no te pierdas la serie Unidad Especial de Homicidios los sábados a las 23h en Crimen e Investigación.

También te puede interesar

Unidad Especial Homicidios

NUEVOS EPISODIOS