1 DE junio DE 2017

Desde que se conociera la historia de Al Capone y su destreza para delinquir contra la hacienda pública, se ha incrementado el número de crímenes denominados ¨de guante blanco” que atentan contra el sector financiero y que cada vez son más sofisticados.
La creación de paraísos fiscales y nuevas formas de evasión de impuestos ha engrosado la lista de los estafadores. Nosotros hemos seleccionado 5 de los fraudes más famosos de la historia.

 

– Carlo Ponzi

Creador de un negocio piramidal denominado ¨Esquema Ponzi¨ mediante el que prometía ganancias a los inversores de entre el 50% y 100% según el plazo. El sistema podía mantenerse únicamente mientras creciera el negocio. La pirámide se desmontó cuando los analistas financieros se dieron cuenta de que no existía una reinversión del capital, sino que la suma total de obligaciones duplicaba la de los inversionistas. En 1920 Ponzi fue condenado a 5 años de cárcel por 86 casos de fraude.

 

– Barings Bank

El año 1995 supuso la quiebra absoluta de la banca más antigua de Gran Bretaña (fundada en Londres en 1762), debido a las operaciones especulativas realizadas en el mercado de productos derivados por uno de sus empleados, Nick Leeson, Nick estaba destinado a dirigir la sucursal en Singapur. Las pérdidas ascendieron a 827 millones de libras esterlinas procedentes de pésimas inversiones a futuro en el mercado japonés. El inversor fue condenado a 6 años de prisión en una cárcel de Singapur.

 

– Bernard Ebbers

El fundador de WorldCom, la compañía de telecomunicaciones líder en EEUU, fue condenado en julio de 2002 a 25 años de cárcel por 9 delitos criminales de fraude financiero y por falsificación de documentos y conspiración. Ebbers había presionado para maquillar las cuentas de su empresa llevándola a la bancarrota en 2002, dejando a 20.000 personas sin empleo y con unas pérdidas de 11.000 millones de euros para sus inversores.

 

– Bernard Madoff

Presidente de una de las grandes firmas de inversión de Wall Street fundada en los años 60. Fue acusado de graves delitos financieros (fraude de valores, malversación de fondos, fraude a la Seguridad Social, perjurio, lavado de dinero), siguiendo el mismo esquema de Ponzi. Se calcula que las pérdidas ascienden a 68.000 millones de dólares. Sus víctimas fueron tanto la banca privada como inversionistas, empleados y Fundaciones. Fue delatado por sus hijos y condenado a 150 años de prisión el 29 de junio de 2009.

 

– PARMALAT

La empresa italiana llegó a la bancarrota gracias a la emisión, en 2003, de unos bonos por valor de 500 millones de euros, aumentando su deuda interna. Se descubrió entonces una red de negocios para la falsificación de documentos financieros con el fin de esconder sus pérdidas, que ascendían a 14.000 millones de euros. Incluso se llegó a falsificar el logotipo de Bank of America para certificar un depósito de 4 millones de dólares. El caso tuvo tal repercusión que en 2005 el Estado tuvo que intervenir para volver a ponerla en funcionamiento.

También te puede interesar