Robbie coltrane es un actor británico de cine y televisión conocido por su aparición en la famosa saga de Harry Potter interpretando al entrañable personaje de Rubeus Hagrid. 

Su nombre real es Anthony Robert McMillan pero adoptó su nombre artístico en honor al saxofonista John Coltrane debido a la pasión que sentía por el jazz. Nació en Rutherglen, una ciudad a las afueras de Glasgow, Escocia. Su padre era cirujano y trabajaba como médico forense para la policía. Su madre era pianista y profesora. Ya desde pequeño, Robbie despertó gran interés por los libros de medicina y criminología de su padre.

Robbie ingresó en la escuela de arte Glasgow School of Art en la que estudió pintura, dibujo y cine. Más tarde, cursó un año de arte en Edimburgo, donde llegó a hacer un documental elegido Película del Año por el Consejo de Educación escocés.

Comenzó su carrera artística trabajando como actor de teatro y cómico en pubs nocturnos donde llegó a alcanzar cierta fama. Su debut en televisión vino en una mini serie de la BBC titulada The Lost Tribe. A partir de ahí fue apareciendo en más shows cómicos televisivos. En 1981 obtuvo su primer papel principal como el detective Fritz Langley en Subway Riders.

Se convirtió en una cara conocida en la esfera cómica británica aunque su carrera dio un giro cuando a principios de la década de los noventa participó en la popular serie Cracker (1993) como Dr. Eddie Fitz, un psicólogo forense. Su interpretación en esta serie llevo a que le concediesen el premio BAFTA a mejor actor de televisión durante tres años consecutivos.

Más adelante participó en la famosa saga de James Bond con Pierce Brosman, en GoldenEye (1995) y El mundo nunca es suficiente (1999). Pero, sin duda, su papel más conocido en todo el mundo es el semi-gigante Hagrid de las ocho películas de Harry Potter. La propia autora, J. K. Rowling fue quien propuso a Coltrane para el papel. Gracias a su trabajo en Harry Potter y la piedra filosofal fue candidato al premio BAFTA a mejor actor de reparto.

Desde siempre, una de las pasiones de Coltrane han sido los coches vintage, los cuales colecciona. En la década de los noventa, Coltrane escribió una autobiografía titulada ‘Coltrane en un Cadillac’, que originó una serie con el mismo título en la que cuenta sus aventuras viajando a través de Estados Unidos.

Sus trabajos más recientes incluyen Robbie Coltrane, prueba decisiva. Una serie en la que se presentan los casos de asesinatos más difíciles, complejos y desconcertantes investigados por la policía británica. Coltrane revela los asombrosos giros que pueden dar los crímenes cuando se encuentran las pruebas decisivas. En la serie salen a la luz delitos archivados bajo el epígrafe de “circunstancias desconocidas” en los que Robbie Coltrane entrevista a sus principales investigadores y especialistas forenses, que guían al espectador en la búsqueda de la verdad del caso.

Robbie Coltrane siempre se ha sentido atraído por las historias de criminales y casos sin resolver. Recuerda entrar a la cocina y escuchar a su padre conversar con otros seis detectives sobre un caso. Desde entonces ha interpretado papeles relacionados con el mundo de la criminología. Hasta quiso ser detective en alguna ocasión. Es por ello que obtuvo el papel de Fitz en Cracker.  La proximidad de Coltrane al trabajo de su padre le inculcó una fascinación por el mundo de la ciencia forense y el trabajo policial necesario para la resolución de delitos.

En la serie, Coltrane tiene la oportunidad de entrevistar a inspectores que cuentan las claves para resolver crímenes. Relatan cómo van analizando las pruebas que finalmente conducen a esclarecer el autor y las causas de los homicidios más asombrosos.

También te puede interesar