Es un equipo que analiza los componentes de una muestra en estado líquido, separando sus moléculas mediante gases como helio, nitrógeno o hidrógeno, con el fin de determinar las diversas sustancias volátiles que la componen. Su aplicación en el campo de la criminalística y la tecnología forense sirve para identificar tipos de evidencias como restos de sangre, fluidos o elementos químicos o biológicos.

También te puede interesar