Son aquellas sustancias generadas por un ser vivo (tanto humano como animal) que contienen información relevante sobre el sujeto. La serología forense es la disciplina encargada del estudio de los fluidos orgánicos (saliva, sangre, semen, orina, sudor…). Las muestras sirven a la investigación para determinar el ADN y responder preguntas como la identidad, el parentesco, la fecha y lugar del crimen.

También te puede interesar