Acto de inducir o dar muerte a otra persona intencionalmente. Dependiendo de las circunstancias en que sea perpetuado, puede ser calificado como:
– Con agravantes: en caso de parricidio, alevosía y ventaja, si es resultado de un pago o implica a más de una víctima.
– Con atenuación: si fue cometido bajo emoción violenta o de manera accidental.

Etiquetas:

También te puede interesar