La licuefacción se refiere al período que pasa cuando algún tejido blando pasa de un estado sólido o gaseoso a un estado líquido. Se enmarca dentro del proceso de putrefacción de un cadáver cuando ya ha perdido su gigantismo por el escape de gases a través de la piel y orificios naturales. Se produce una fluidificación de los órganos internos y la masa muscular adquiere una textura pastosa.

El orden de la licuefacción normalmente es: cerebro, estómago, intestino, bazo, hígado, corazón, riñones, vejiga, páncreas, diafragma, útero, aorta.

También te puede interesar