Se trata de un trastorno de la personalidad marcado por la admiración desmedida que siente un sujeto por sí mismo, tanto en el aspecto físico como en el de sus capacidades y habilidades.

Las características más relevantes suelen ser:

– Arrogancia
– Falta de empatía
– Envidia y celos
– Delirios de grandeza
– Desprecio por las capacidades y logros de otras personas
– Manipulación de las personas para conseguir sus objetivos

También te puede interesar