Aquel individuo que posee una “deprivación moral innata”. Pese a su comportamiento aparentemente agradable, es altamente asocial. Carente de empatía, disfruta causando daño al prójimo sin sentir ningún remordimiento. Su carácter es manipulador, egocéntrico, impulsivo y agresivo. Posee un patrón de irresponsabilidad de larga evolución irreversible.

Etiquetas:

También te puede interesar