13 DE junio DE 2018

La vida de un detective o investigador privado podría parecer “de película” en muchas ocasiones, llena de glamour, increíbles escenas del crimen y grandes casos. En algunas ocasiones puede ser así, pero la realidad es algo distinta.

 

¿QUÉ HACE UN DETECTIVE PRIVADO?

 

Un investigador privado realiza labores de investigación de forma privada. Su tarea la realiza entre el campo y el despacho. Ambas partes son fundamentales ya que ha de redactar informes que detallen todo lo que ha hecho durante las investigaciones de campo, reflejando horas, acciones y sucesos. Entre sus tareas se encuentran hacer seguimientos, utilización de dispositivos electrónicos como cámaras y grabadoras ocultas y hacer interrogatorios. Aquel que desee ejercer como tal, debe estar preparado, por ejemplo, para largas esperas en el interior de un coche o los nervios al seguir a un sujeto.

 

 

FORMACIÓN Y LICENCIA

 

En España, la profesión de investigador privado está contemplada dentro de la Ley de Seguridad Privada, y como tal, esta exige unos requisitos para poder ejercerla.

 

Para el ejercicio de investigador privado es necesaria la licencia TIP, Tarjeta Interprofesional Privada. Para obtenerla, se necesita cumplir ciertos requisitos legales y formativos. Entre otros, estar en posesión de un grado universitario, como por ejemplo el de criminología, que imparten muchas universidades españolas (¿cómo estudiar criminología en España?). Una vez que se obtiene este grado, se puede cursar un máster en investigación privada, pero no es obligatorio. Los requisitos legales obligatorios redactados por el Ministerio del Interior los puedes consultar aquí.

 

EL COMIENZO DE UN DETECTIVE

 

Una vez que un detective está preparado legal y formativamente y obtiene la TIP, puede comenzar su carrera profesional. Hay varias maneras de ejercer la profesión. Se puede comenzar montando una agencia nueva, pero esto no es lo normal para un principiante. Hacen falta fondos, experiencia y contactos. Lo habitual es que el profesional comience su carrera trabajando para una agencia, ya sea con un contrato o de manera autónoma. De esta última forma, se tiene la libertad de trabajar para varias agencias simultáneamente o para uno mismo, y así poder adquirir mayor experiencia.

 

Además, actualmente en España no es obligatorio colegiarse. Aun así, si el profesional quiere hacerlo, debe informarse primero si existe un colegio de Investigadores Privados en su Comunidad Autónoma, ya que no en todas existe.

También te puede interesar