21 DE noviembre DE 2018

¿Cuántos condenados a prisión permanente revisable hay?

 

 

La prisión permanente revisable (PPR) es la máxima pena privativa de libertad. Contempla una condena por tiempo indefinido, aunque se revisa a los 25-35 años (dependiendo del delito) para comprobar si el reo está en condiciones de se reinsertado. El Código Penal español actualmente contempla esta pena para delitos especialmente graves, concretamente en ocho casos:

  • Cuando la víctima es menor de 16 años o especialmente vulnerable por enfermedad o discapacidad.
  • Cuando el asesinato tenga lugar después de un delito contra la libertad sexual del autor a la víctima.
  • Cuando el autor del asesinato pertenezca a una organización criminal.
  • Cuando se trata de asesinato múltiple.
  • En asesinatos perpetrados por terroristas.
  • En asesinatos contra el Rey o herederos.
  • En asesinatos contra jefes de Estado extranjeros.
  • En caso de genocidios de lesa humanidad.

Entró en vigor el 31 de marzo de 2015 y desde entonces se ha pedido en numerosos casos como condena por parte de la acusación. Por el momento, y después de algo más de tres años de vigencia, se ha aplicado en cuatro ocasiones.

 

 

DAVID OUBEL – 6 JULIO 2017

 

David Oubel, conocido como el Monstruo de Moraña, fue condenado a prisión permanente Revisable en julio de 2017. Los hechos se remontan al 31 de junio de 2015, cuando David Oubel asesinó en su casa a sus dos hijas de 4 y 9 años respectivamente. Oubel estaba divorciado de su mujer y no tenía la custodia de sus hijas, pero estas se hallaban pasando las vacaciones con él en el momento del crimen. Oubel primero suministró un cóctel de fármacos tranquilizantes a sus dos hijas y después las maniató con cinta americana. Luego degolló a las niñas con una sierra radial eléctrica que había adquirido unos días antes. Según la reconstrucción de los hechos realizada por el equipo forense, Oubel también utilizó un cuchillo con la mayor de sus hijas, ya que está pudo ofrecer escasa resistencia.

 

Tras el asesinato, David se encerró en el baño y trató de suicidarse cortándose las venas en la bañera. En ella se hallaba metido y con la mirada perdida cuando las fuerzas de seguridad entraron en la casa.

 

El fiscal no pudo evitar las lágrimas tras exponer un duro alegato y solicitar la prisión permanente revisable para el acusado.

 

 

SERGIO DÍAZ – 23 MARZO 2018

 

Sergio Díaz Gutiérrez, de 24 años, fue el segundo condenado a prisión permanente revisable desde que entró en vigor en 2015. Fue condenado por matar al abuelo de la que era su pareja en el momento de los hechos.

 

Todo sucedió el 14 de enero de 2016, cuando Sergio entró en casa de Salvador Valentín, el abuelo de su entonces pareja y le apuñaló en numerosas ocasiones, propinándole también varios golpes en diferentes partes del cuerpo con diversos objetos que encontró en la casa. Díaz Gutiérrez aprovechó la circunstancia de que la víctima estaba impedida por un ictus que había sufrido anteriormente y no podía oponer resistencia. Tal y como reza la sentencia: “Díaz Gutiérrez se presentó en casa de Salvador Valentín y, de forma sorpresiva e inesperada, se abalanzó sobre él portando un cuchillo y empujándolo hasta el final del pasillo, lo que provocó que cayera al suelo y quedara tumbado boca arriba, consciente de que con todo ello se aseguraba deliberadamente de causarle la muerte sin el peligro que para su integridad física pudiera provenir de una defensa por parte de Salvador”.

 

Debido a los hechos fue condenado como autor de un delito de asesinato con alevosía, ensañamiento y víctima especialmente vulnerable en atención a su enfermedad o discapacidad.

 

 

DANIEL MONTAÑO – 26 SEPTIEMBRE 2018

 

Daniel Montaño fue condenado a prisión permanente revisable por un crimen que cometió el 25 de enero de 2016. Daniel, de 30 años, se hallaba en su casa junto con una chica de 18, a la cual había conocido hacía un mes a través de redes sociales, y su hija de 17 meses. Ella se negó en un momento dado a tener relaciones sexuales con él y decidió marcharse, pero debido a la hora, le era complicado coger transporte público para llegar a su casa, así que decidió quedarse a dormir en el domicilio de Montaño, en una habitación separada. Aproximadamente a las 3 de la madrugada, este accedió a la habitación donde dormían la chica y su hija y comenzó a oprimir el pecho de la niña, provocando que la madre se despertara. En ese momento, Daniel se abalanzó sobre ella y la arrastró al salón. La niña les siguió hasta allí y cuando llegó, fue arrojada por el agresor a través de la ventana de la casa. La madre consiguió escapar.

 

Aunque él alegó en el juicio que “vio la semilla del mal” en ambas víctimas y su defensa invocó enajenación del acusado, el tribunal lo descartó y fue condenado a previsión permanente revisable.

 

 

MARCOS MIRÁS – 17 OCTUBRE 2018

 

De nuevo, este caso se trata de otro asesinato de un menor de 16 años. La víctima tenía 11 años y fue asesinado por su padre, Marcos Mirás, el 7 de mayo de 2017 (Día de la Madre). Este estaba divorciado y su hijo se encontraba con él el día del asesinato. Marcos llevo a su hijo a una zona boscosa de Oza de los Ríos (Coruña) y allí le propinó varios golpes en la cabeza con una pala hasta causarle la muerte. Después trató de cavar un hoyo, pero la tierra estaba demasiado dura y dejó el cadáver yaciendo en el suelo. Al día siguiente, la policía detuvo a Marcos y este, presionado por las evidencias, les condujo hasta el lugar del crimen.

 

Durante el juicio, la defensa alegó que el acusado no era dueño de sus actos durante lo sucedido, pero tanto el Tribunal como el Jurado Popular lo descartaron y fue condenado a prisión permanente revisable. Según el acusado, su objetivo era causar el mayor sufrimiento posible a se exmujer.

 

 

 

Hasta ahora, cuatro acusados han sido condenados a prisión permanente revisable, y tres de ellos por asesinatos a menores.

 

 

 

 

También te puede interesar