19 DE diciembre DE 2018

Cómo evitar que los niños se extravíen y actuar si sucede

 

Es común que los niños, aunque acompañados de sus familias, puedan perderse entre las aglomeraciones típicas de la Navidad. En mercadillos, zonas céntricas, centros comerciales y otros sitios en los que se acumula una gran cantidad de gente, aumenta la facilidad con la que los pequeños, generalmente entre los dos y los seis años, pueden desorientarse y pasar un mal rato.

 

Hay algunos consejos muy fáciles de seguir que pueden evitar que pases un mal trago durante las fiestas o en cualquier otra época del año:

 

  • Trata de acompañar al niño de la mano en todo momento. Debes minimizar la cantidad de veces que se suelte.

 

  • Puedes anudarle un globo de gas (de los que reparten en numerosas tiendas) con un cordón lo suficientemente largo para que se vea por encima de la multitud.

 

  • Una medida que las fuerzas de seguridad utilizan desde hace años es una pulsera identificativa. La policía nos recuerda este año en redes sociales que se puede evitar un gran disgusto con su pulsera. Se puede conseguir en cualquier comisaria. También es posible que encuentres a la Cruz Roja repartiendo estas pulseras. Si no, puedes hacerla tú mismo, anotando tu número de teléfono para que te contacten en caso del extravío del menor.

 

 

  • También existen dispositivos que nos ayudan a tener localizado mediante GPS al menor y poder saber su ubicación a través del móvil. Es una solución que requiere de un desembolso económico pero verdaderamente útil. Colócalo en un sitio en donde no sea fácil que se suelte.

 

 

Si en caso de que aun habiendo tomado todas las precauciones se da la situación en la que un menor se ha perdido, sigue estos consejos:

 

  • Mantén la calma. Aunque sea difícil, es muy importante hacerlo para pensar con claridad y actuar correctamente.

 

  • Vigila el móvil en todo momento por si alguien ha encontrado al menor y lleva la pulsera.

 

  • Repasa el camino recién andado. Es posible que el niño se haya entretenido con cualquier estímulo y se haya quedado atrás.

 

  • Avisa al personal de seguridad o a algún agente de policía cercano. Si llevas una foto del niño, pregunta a la gente de tu alrededor si lo han visto.

 

  • No se debe recriminar al niño por la situación. Para el ha sido igual o más angustioso que para ti. Trata de hacer algo que os relaje a ambos y después habla con el de lo ocurrido. Intenta que asimile lo que ha pasado y cómo puede hacer para que no pase de nuevo.

 

 

Si la situación es que te encuentras a un niño perdido, puedes hacer lo siguiente:

 

  • Trata de calmarle. Dile que en un momento vas a encontrar a sus padres.

 

  • Pregúntale acerca de sus acompañantes. Tipo de vestimenta, aspecto físico, cuántos son…

 

  • Muévete lo menos posible del lugar. Lo más normal es que no se haya alejado demasiado.

 

  • Comprueba si lleva pulseras o alguna tarjeta con el número de sus acompañantes.

 

También te puede interesar