4 DE junio DE 2020

Los joyeros de Murcia pusieron en marcha una iniciativa hace dos semanas para garantizar la seguridad.

Sabedores de que son objeto de los amigos de lo ajeno, el hecho de ir con la cara cubierta podría poner en riesgo sus negocios. Por ello desde que entraron en Fase 1 y se les permitió abrir sus establecimientos, instan a los clientes a quitarse la mascarilla antes de entrar en la joyería. De esta forma el rostro de los clientes queda registrado en las cámaras de seguridad para evitar hurtos.

Para los joyeros no es sino una nueva medida de seguridad vital, ya que si dejaran a la gente entrar sin que se les vea el rostro, sería muy complicado dar con los ladrones que intenten apropiarse de todo lo que contienen en su interior.

El sector de la joyería es uno de los más perjudicados en cuanto a robos se refiere. Los cacos pasaron de entrar en estos comercios por la noche a perpetrar robos a plena luz de día, cuando hay mayor afluencia de gente en la calle. Y es que en una joyería pequeña puede haber joyas, relojes y demás material valorado en cientos de miles de euros. Si ya nos referimos a joyerías de alto standing esta cifra puede alcanzar los miles de millones de euros.

Desde hace años las joyerías han reforzado sus medidas de seguridad como el dejar acceder a un número limitado a la tienda, cámaras, sistemas de vigilancia, personal de seguridad, sensores de movimiento, cristales blindados y cajas fuertes. Esta medida tan simple como es bajarse la mascarilla durante unos segundos no es si no una medida más para garantizar que los ladrones tengan más complicaciones

Etiquetas: , ,

También te puede interesar