7 DE diciembre DE 2018

García-Juliá vivía bajo una identidad falsa en Brasil

 

El pasado miércoles 5 de diciembre fue detenido en Brasil Carlos García-Juliá. Perteneciente al grupo que provocó la matanza de Atocha, cumplió 14 años de los 193 a los que fue condenado. En 1991, durante la libertad condicional, se le concedió un permiso para viajar a Uruguay para realizar una entrevista de trabajo. A los pocos días fue derogado, pero García-Juliá ya había salido del país y aunque la justicia ordenó su vuelta, esta nunca se produjo. Desde entonces hallaba en paradero desconocido, aunque ya se le seguía la pista desde hacía algún tiempo.

 

La Policía Federal Brasileña, quien detuvo al fugado, había detectado que vivía bajo una identidad falsa en Barra Funda, un barrio de clase media de São Paulo. Se encuentra en dependencias de la policía bajo su custodia y hoy se darán detalles, en una rueda de prensa, acerca de su detención y de su posible extradición a nuestro país.

 

 

LA MATANZA DE ATOCHA

 

El 24 de enero de 1977 ocurrió en Madrid un crimen múltiple que pasó a la historia como La Matanza de Atocha. Ocurrió en el contexto de la Transición, una época convulsa políticamente en la que se vivieron numerosos altercados entre la derecha más radical y los grupos de ideología comunista.

 

Un grupo organizado de la extrema derecha llamado Comando Hugo Sosa y vinculado a la Alianza Apostólica Anticomunista, entraron en un bufete de abogados laboralista que estaba ligado al recién creado sindicato Comisiones Obreras (CC. OO.). En el despacho, situado en el número 55 de la calle Atocha de madrid varios militantes de Partido Comunista Español (PCE) defendían los derechos laborales de los trabajadores.

 

Sin cubrirse el rostro, los pistoleros dispararon primeramente al administrativo del bufete, Ángel Rodríguez Leal y posteriormente dispararon a las otras ocho personas que allí se hallaban, un estudiante de Derecho y siete abogados. En total, de las nueve personas que se encontraban en las oficinas, murieron cinco y cuatro lograron sobrevivir. El crimen marcó la Transición y aceleró la legalización del Partido Comunista Español.

 

Un mes y medio después de la matanza, el 12 de marzo de 1977 fueron detenidos los autores de los asesinatos y el 4 de marzo de 1980, la Audiencia Nacional emite la sentencia:

 

  • A Francisco Albadalejo, como inductor de asesinato y obstrucción a la ley, le esperaban 74 años de cárcel. Murió en 1985 en la prisión de Valladolid.
  • Gloria Herguedas, en cambio, cumpliría solo 1 año de prisión por tenencia ilícita de armas. Fue absuelta de los cargos de encubrimiento de homicidio.
  • Fernando Lerdo de Tejada, quien antes de ser juzgado huyó de España. Se sospecha que puede haber residido hasta ahora en Brasil y los crímenes de los que se le acusó prescribieron en 2015.
  • José Fernández Cerrá y Carlos García Juliá, los 2 autores materiales del homicidio fueron sentenciados a 193 años de prisión. José Fernández Cerrá fue excarcelado en 1992, tras 15 años en prisión y Carlos García Juliá, tras un permiso de viaje durante una libertad condicional anulado posteriormente, permaneció fugado hasta el 5 de diciembre de 2018, cuando fue detenido en Brasil.

 

 

También te puede interesar