25 DE marzo DE 2020

El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein es uno de los últimos rostros conocidos en dar positivo en coronavirus.

Recién condenado a 23 años de prisión por agresión sexual y violación, se sometió a primeros de semana a la prueba del coronavirus tras mostrar síntomas. La capacidad de contagio de este virus puso a la prisión dónde cumple condena en cuarentena, realizando test y aislando a todos los posibles infectados. Además todos los funcionarios que tuvieron contacto con Wenstein fueron enviados a casa inmediatamente, dado que si se produce un brote en la prisión podría ser una alerta sanitaria extrema.

Este positivo en coronavirus vuelve a poner en el debate la salud de Wenstein, argumento que ya utilizó su equipo de abogados para librar a Wenstein de la cárcel y permitirle cumplir arresto domiciliario. Harvey Wenstein pasó un tiempo en el Hospital Bellevue de Manhattan por problemas cardíacos a lo que hay que sumar su diabetes y la presión arterial alta.

A pesar de que la sentencia de 23 años es firme, sus abogados no dudan en pedir clemencia al tribunal para que le permitan salir de prisión, abogando en la compasión del tribunal.

 

También te puede interesar