15 DE julio DE 2019

R.Kelly, el famoso cantante de R&B ha vuelto a ser detenido. Esta vez se le acusa de más de una docena de delitos sexuales y pornografía infantil.

Estos nuevos cargos se suman a los 11 que ya tenía y por los cuáles fue acusado el pasado mes de febrero. En aquella ocasión fue puesto en libertad al abonar los 100.000$ de fianza que se le impuso, a la espera de juicio. 

El autor del megaéxito «I believe I can fly» se encuentra en el Centro Correccional Metropolitano de Chicago, a la espera de pasar por el juzgado y ver si tiene que permanecer ahí hasta que se celebre el primer juicio que tiene pendiente. Queda ver si nuevamente se le impone una fianza que pueda hacer que abandone dependencias policiales o si en esta ocasión tiene que permanecer allí hasta que se celebre el primero de los juicios pendientes.

En total acumula más de 20 denuncias y todo hace pensar que saldrán a la luz nuevas acusaciones que pueden hacerle acabar en una prisión federal de por vida.

Sin duda esta noticia vuelve a poner en tela de juicio la inocencia de la que siempre ha hecho gala el cantante que vio como tras la serie «Surviving R.Kelly» (que emitimos en nuestro canal el pasado mes de febrero y que podréis volver a ver en agosto) la opinión pública se volvía en su contra.

Aun no se sabe si estos 12 nuevos cargos están relacionados con las acusaciones que ya tiene pendientes, aunque en todo momento las mujeres que le denunciaron avisaron de las atrocidades que ocurrían en la mansión del cantante. Supuestamente R.Kelly era el «jefe» de toda una red de guardaespaldas, mánagers, asistentes y conductores a su cargo que reclutaba a niñas y mujeres para realizar actividades sexuales ilegales. Las aislaban de su familia emocional y financieramente y eran tratadas como esclavas, encerradas en habitaciones y sin poder tener ningún tipo de contacto con el exterior o con otras personas de la casa, a no ser que «daddy» (como R.Kelly imponía que le llamaran) les daba permiso.

Aun no hay fecha para esta nueva vista. Habrá que esperar para saber qué futuro le depara al cantante, pero de ser hallado culpable, podría llegar a ser condenado a más de 60 años de prisión o cadena perpetua.

 

También te puede interesar