15 DE febrero DE 2019

La sentencia indeterminada es un sistema jurídico penal que, en España, fue introducido por Luis Jiménez de Asúa en 1913. Se trata de un sistema de penas en el que esta no se define en el momento en que se dicta sentencia, si no a posteriori. La duración de la pena puede definirse en función de la peligrosidad del reo y el peligro que pueda suponer para la sociedad su libertad en la sociedad. Puede ser reducida por la enmienda del culpable o, al contrario, agravarla por la persistencia de peligrosidad o la mala conducta.

 

Definitivamente, Jiménez de Asúa desistió de tratar de introducir la sentencia indeterminada en los años 20, aunque se debatió en el pasado y se continúa debatiendo hoy en día.

 

Fuera de nuestras fronteras sí se ha utilizado la sentencia indeterminada como sistema penal aunque antes de la redacción de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Tortura (CAT) en 1987.

 

Actualmente en Estados Unidos sí se utiliza una sentencia indeterminada, pero la figura es algo diferente ya que se trata de un rango de años que sí se define en el momento de la sentencia. Por ejemplo “de cinco a diez años”.

También te puede interesar