5 DE febrero DE 2020

11 años han pasado ya desde la misteriosa muerte de la actriz Brittany Murphy. El 20 de diciembre de 2009 con apenas 32 años, la actriz de Hollywood Brittany Murphy aparecía muerta en el suelo de su cuarto de baño. Su madre fue quién avisó a los servicios de urgencia para que fueran a ayudar a su hija que se encontraba en parada cardíaca. A pesar de que entró con vida en el hospital, falleció poco después. La policía comenzó una investigación que junto con la autopsia podría arrojar luz a lo ocurrido. A pesar de que su marido se negó a dar el consentimiento para realizarle la autopsia, cedió y las causas de la fuerte fueron «neumonía agravada por su falta de hierro e intoxicación por medicamentos recetados».

La historia se volvió aún más oscura cuando tan solo cinco meses después su marido fallecía en idénticas circunstancias. Fue entonces cuando el padre de la actriz lanzó una bomba diciendo que su hija fue asesinada y mandó un nuevo informe toxicológico a partir de una muestra de cabello. Las conclusiones fueron que había una inusual concentración de varios tipos de metales tóxicos. Angelo Bertolotti acusó directamente a su exmujer del asesinato, alegando que meses antes del fallecimiento de Brittany, la actriz cambió el testamento dejando todo a su madre y excluyendo expresamente a su marido y al propio Angelo. La acusación la basa en que este cambio de testamento ocurrió cuando el fallecido matrimonio le dijo a la madre de la actriz que querían ser padres y mudarse a Nueva York.

A pesar de las acusaciones y de que podría existir un móvil sólido, no llegaron a ninguna parte y ni siquiera fueron investigadas a conciencia ya que expertos zanjaron el tema alegando que la presencia de esos compuestos podían deberse al uso de tintes.

Lo cierto es que con la muerte del padre de Brittany en 2019, el caso está más que cerrado aunque aún hay una nube de misterio sobrevolando la muerte del joven matrimonio.

También te puede interesar