12 DE enero DE 2017

Investigación de posible robo con allanamiento de morada.

 

Tras la inspección visual realizada el 3 de noviembre en el piso del denunciante y las entrevistas llevadas a cabo tanto a la asistenta como a la ex mujer de este, llego a la conclusión de que el robo ha sido simulado por el propio propietario de la casa para percibir una indemnización por parte de su seguro, y que lo que realmente sucedió fue que el denunciante celebró una fiesta en su domicilio en la que se sustrajeron varios objetos y se produjeron varios daños por parte de los invitados.

 

Las evidencias en las que se basan las conclusiones de esta investigación son las siguientes:

 

– Durante nuestra inspección en el salón encontramos:

  • En las ventanas no hay signos que indiquen que han sido forzadas.
  • En el suelo aparecen esparcidos varios libros y Dvds, y varias cajas vacías de aparatos electrónicos de pequeño tamaño, pero no han desaparecido objetos de valor de mayor tamaño, que también encontramos en la estancia, como el televisor.
  • En uno de los cajones de la librería que hayamos abiertos se encuentra el pasaporte del propietario de la casa, hecho que nos resultó extraño ya que aseguraba acabar de haber llegado de un viaje de varios días.
  • Hallamos varios vasos de tubo diseminados por la casa, como si hubieran sido olvidados tras una fiesta.
  • También encontramos un móvil olvidado entre los cojines del sofá que resultó ser propiedad de un amigo del denunciante.

 

– Durante nuestra inspección en la terraza hallamos que:

  • Las ventanas no aparecen forzadas.
  • En la barbacoa encontramos restos de carne, como si hubiera sido utilizada recientemente, y no se hubiera limpiado.
  • En la casa encontramos ropa olvidada de mujer, en este caso un bañador, aunque el propietario asegura vivir solo.
  • Hay cristales rotos en el suelo aunque no hay ventanas rotas. Parecen proceder de un vaso.

 

– Al subir al piso superior encontramos un sujetador y un foulard rojo, que el propietario asegura desconocer de quiénes son.

 

– Tampoco la puerta principal se encuentra forzada, se puede abrir y cerrar sin ningún problema.

 

– Cerca de la mesa del comedor, en una maceta, encontramos un cenicero lleno de colillas. Algunas tienen marcas de barras de labios.

 

– Hallamos la maleta del propietario guardada, sin señales de haber sido utilizada recientemente.

 

– Hallamos también el teléfono inalámbrico con batería a pesar de no encontrarse conectado en la base. Esto nos indica que no lleva así mucho tiempo, ya que si no, no conservaría batería suficiente para mantenerse encendido.

 

– La fruta que encontramos sobre la mesa de la cocina se encuentra en perfecto estado de conservación, hecho que no sería posible si el denunciante hubiera estado ausente de su casa durante tantos días.

 

– Encontramos en la cocina una nota con fecha 2/11 cuando la denuncia se realiza con fecha 3/11. Vemos que el contenido de dicha nota podría coincidir con la preparación de una fiesta.

 

– La cocina, igual que el resto de la casa, se encuentra desordenada. Hallamos una rodaja de limón como si allí se hubiera estado preparando cócteles recientemente.

 

Todos estos hechos me hacen concluir que el demandante organizó una fiesta el día anterior a la fecha de denuncia en su casa, durante la cual se produjeron varios desperfectos y desaparecieron pequeños objetos de valor que el propietario intentó hacer pasar como un robo para que su compañía de seguros se hiciera cargo de ello.

 

 

Firmado,

 

Inspector Aitor Carrasco

También te puede interesar