28 DE enero DE 2020

Reynhard Sinaga fue condenado hace pocos días a cadena perpetua por 156 delitos sexuales.

Sinaga proviene de una rica familia indonesia, hijo de un magnate inmobiliario. En cuanto pudo se fue a Reino Unido donde su homosexualidad no es delito y donde podía vivir libremente, sin la presión familiar para casarse. En suelo inglés, acudió a la Universidad dónde se sacó 4 títulos universitarios. Se estima que entre 2015 y 2017 fueron los años en los que cometió sus delitos, pero no descartan que ya hubiera violado a jóvenes desde que llegó al país.

El modus operandi de Sinaga era hacerse amigo de hombres jóvenes en los bares y discotecas de Manchester, en su mayoría bebidos. Les ofrecía su casa para pasar la noche y era entonces cuando les drogaba y/o agredía, les violaba y grababa el acto. Muchas de sus víctimas le describieron como un monstruo.

Cuando varios de ellos denunciaron a lo que fueron sometidos, lograron dar con Reynhard. Fue cuando la policía investigó a fondo encontrando los vídeos de las relaciones forzosas que grababa. 48 de sus víctimas accedieron a testificar en el juicio lo que hizo que la condena fuera rápida y clara. Un total de 156 delitos sexuales contrastados son los que llevó al juez a declararle culpable y condenarle a cadena perpetua, ya que no cree que sea una persona capaz de vivir en sociedad.

Es hasta el momento el violador más prolífico en la historia legal de Reino Unido.

 

 

También te puede interesar