10 DE diciembre DE 2020

Seguramente mucha gente sepa lo que es un lingüista o un forense pero, ¿y un lingüista forense?.

Estos profesionales se dedican a analizar los escritos, grabaciones, interrogatorios, pruebas y formas de hablar que son aportadas como prueba a cualquier proceso judicial. Esta parte tan crucial de una investigación tan solo cuenta con un laboratorio privado en España, liderado por Sheila Queralt. La Policía Nacional y la Guardia Civil cuenta con su propio equipo, pero Sheila es contratada por las propias fuerzas de seguridad así como por los abogados para diferentes causas. Esta forense de las palabras con doble licenciatura en Traducción e Interpretación en Inglés y en Lingüística y es una pionera en este campo de la investigación criminal.

Entre sus casos más sonados destaca cómo logró sacar de la cárcel a un español, acusado injustamente y condenado a prisión por narcotráfico. Tras analizar las escuchas telefónicas se pudo dilucidar que él fue acusado injustamente y consiguió que lo pusieran en libertad.

Muchos de los trabajos que acepta son análisis de texto, muchos de ellos amenazas anónimas y acoso a grandes empresarios o celebridades. Es capaz de ahondar tanto que consigue saber rápidamente si se trata de un hombre o una mujer y si puede haber alguna patología encubierta.

Lo cierto es que seguramente esté implicada en la investigación de muchos casos sonoros de los que no puede decir nada ya que firma clausuras millonarias de confidencialidad.

También te puede interesar