el asesino de Gianni Versace

Hace 23 años el mundo se despertaba con una trágica noticia que revolucionó el mundo de la moda y de la sociedad, Gianni Versace era asesinado a las puertas de su mansión.

Andrew Cunanan fue el asesino del archiconocido diseñador, creador de uno de los emporios de la moda más importante del mundo, Versace. A pesar de que han pasado más de 20 años, las razones del asesinato aún hoy se desconocen.

 

INFANCIA

Natural de San Diego (California, USA), hijo de padre filipino y madre italiana era el pequeño de cuatro años. Desde muy pequeño el fervor religioso y la importancia del triunfo profesional estuvieron patentes en su casa. Asistió a unos de los instituciones educativas más elitistas de California, la Bishops School para acudir posteriormente a la Universidad de San Diego.

Durante su adolescencia fue consciente de su homosexualidad, hecho que no sentó bien en el seno de una familia católica. Los testigos contaron que el día que le confesó a sus padres sus inclinaciones, se produjo una gran pelea que acabó con su madre en el hospital tras haberse dislocado el hombro por un empujón de Andrew.

 

ASESINATOS

Andrew Cunanan era considerado superdotado y logró durante años tener una doble vida basándose en las mentiras y la manipulación. Logró introducirse en un círculo de homosexuales millonarios a base de mentiras, ocultando sus orígenes humildes y ejerciendo de chico de compañía. Estuvo relacionado con el exmarine Jeffrey Traul, el millonario Norman Blachford o el arquitecto David Matchen del que cayó prendado y con el que estuvo un año de relación. Cuando Matchen se entera de la doble vida que Cunanan se había construido, le echa de casa y pone fin a la relación. Andrew pide a David que le lleve a casa de Jeffrey Traul ya que no tiene a dónde ir. Días más tarde y ante la sospecha de que David y Jeffrey estaban teniendo una relación, Andrew Cunanan espera a que se encuentre Jeffrey solo en casa para asesinarle brutalmente a martillazos. Cuando David regresa a casa, Andrew le secuestra durante 48 horas para dispararle finalmente y matarle también. No se deshace muy bien de los cadáveres ya que fueron encontrados por la policía y junto a uno de ellos una maleta con la identidad de su propietario, Andrew Cunanan.

 

CAZA Y CAPTURA

La policía lanza una orden de caza y captura contra Cunanan y en su persecución acaba con Lee Miglin, un antiguo cliente de Cunanan. El magnate fue enrollado en cinta adhesiva y apuñalado brutalmente. Cunanan huyó en el Lexus de su última víctima provista de un localizador que hizo más fácil a la policía acorralarle. Aún así, Andrew logra zafarse de la policía y su captura se eleva al FBI que lo cataloga como uno de los criminales más peligrosos de Estados Unidos. Cunanan se deshace del Lexus y asesina a un vigilante el cementerio nacional de Finn´s Point, William Reese, para hacerse con su camioneta. Desde la aparición de Reese, el FBI le pierde la pista a Cunanan que logró esconderse durante tres meses en Miami Beach (Florida)

 

ASESINATO DE GIANNI VERSACE

La mañana del 15 de julio de 1997 el diseñador Gianni Versace salió a pasear como de costumbre. Antes de poder entrar en su casa, Cunanan se acercó a él y le propinó dos disparos en la cabeza. A pesar de que la pareja de Versace y un empleado del diseñador salieron de inmediato a auxiliarle nada pudieron hacer. Los dos disparos en la nunca acabaron de inmediato con uno de los más grandes diseñadores del mundo.

Cunanan volvió a desaparecer durante una semana y la cara del asesino inundaron todo Estados Unidos y en especial Florida para dar con él. La policía dio un paso en falso al detener al hijo de Andrés Pajares creyendo que se trataba de Cunanan lo que propició que el verdadero asesino se suicidara en su escondite por miedo a ser encontrado. Cuando la policía dio con el cadáver no encontró nota de suicidio. Lo que sí que encontró fue la pistola con la que había matado a Madson, Reese y al propio Versace.

Nunca se supo qué motivó a Cunanan a asesinar a Versace. Los expertos lanzan un posible motivo, la envidia que le tenía a Gianni Versace por ser homosexual, rico, famoso y con éxito, pero jamás se sabrá.

También te puede interesar