timadora profesional

Baldomera Larra Wetoret nació en Cuba en 1833. Hija del célebre escritor Mariano José de Larra, es considerada la autora de la estafa piramidal. Aunque la creación de esta estafa fue a la par de la inventada por Carlo Ponzi, muchos la consideran la pionera en estas artes.

 

LA ESTAFA PIRAMIDAL

En 1876 Baldomera Larra vio la oportunidad de un negocio lucrativo, donde ofrecía beneficios rápidos a quiénes aportaran su dinero. Con la apertura de los bancos, ofreció a sus «clientes» beneficios de un 60% en la explotación de una mina gestionada por su marido. El problema es que esa mina, no existía.

El boca a boca hizo efecto y pronto se arremolinaron decenas de personas en el desaparecido Teatro España, deseosos de dar sus ahorros para recuperarlos con creces con el lucrativo negocio. Los primeros meses, todos aquellos que dieron sus ahorros (algunos hasta vendieron sus propiedades para invertirlos) vieron recuperados sus ahorros más el interés acordado. Pero no todo dura infinito y a finales de 1876 los pagos dejaron de producirse, dejando a miles de inversores sin un real de lo aportado.

 

FUGA

Baldomera Larra fue también víctima de una estafa años antes, cuando una prestamista se aprovechó de ella. Su marido tuvo que huir a América lo que dejó a Larra sola y con uno hijo a su cargo.

Tras estafar más de siete millones de reales y ser descubierta, Baldomera Larra acudió por última vez al Teatro de la Zarzuela para huir en el primer acto. Fue hasta Pozuelo para después huir en tres a Suiza.

La justicia intentó su captura y no pudo capturarla hasta 1878, cuando volvió a Madrid. Después de pasar lo que quedaba de vida en la cárcel, murió enferma y sola en el hospital, dejando la deuda con los estafados sin saldar.

También te puede interesar