EL ENCANTADOR DE ESTRELLAS

Keith Raniere fundó NXIVM en 1998 en Nueva York como una empresa de coaching personal, en la que supuestamente ayudaba a empresarios y todo tipo de personas a alcanzar sus propias metas.

 

Las personas que quisieran entrar en el programa de formación y terapias, tenían que pagar grandes cantidades de dinero para poder comenzar. Se cree que pagaban entre 300 y 5000 dólares para acceder al plan de formación. Además, con el falso objetivo de “empoderar a las mujeres”, Raniere chantajeaba a ejecutivas de entre 30 y 40 años para que les entregaran fotos y material sensible y utilizarlo en caso de que informaran de sus actividades.

 

La formación consistía en sesiones de 14 horas diarias durante cinco días en las que entre otras cosas, se hablaba de Keith Raniere como un gurú. Se alababan sus capacidades y se contaba que tenía un cociente intelectual de 240, que era licenciado en matemáticas, biología y física. Se convencía a los participantes de que era un auténtico genio que formaba frases completas con 1 año de edad y que había sido campeón de judo de la costa este.

 

 

ESCLAVITUD Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

 

Al cabo del tiempo, los miembros de NXIVM podían conocer a Raniere. Él siempre saludaba a las mujeres con un beso en los labios y todo el mundo debía llamarle “La Vanguardia”, así era conocido. Daba charlas y con el tiempo comenzaba a mostrar su verdadero objetivo. Había formado un subgrupo llamado DOS, al que pertenecer era subir de nivel dentro del desarrollo personal de cada miembro. El siempre negó que tuviera nada que ver con este grupo.

 

Este grupo era manejado por la actriz Alison Mack (quien también era miembro de NXIVM) y para entrar en él, las mujeres tenían que pasar por algunos rituales. Debían primero marcar su piel a fuego. Alison les contaba que se tenían que hacer un tatuaje, para mostrar su compromiso con el grupo y su valor. Pero no era un tatuaje al uso, sino una marca hecha con un instrumento que marcaba la piel a fuego. Se les marcaba con un símbolo que estaba formado por las letras KR (Keith Raniere) y AM (Alison Mack)

 

Además, previamente debían entregar una carta confesando sus secretos más personales y una foto de sí mismas desnudas. Posteriormente, a algunas de las mujeres se les decía que debían tener sexo con Raniere como parte de su crecimiento personal. Usaba el sexo como medio de control y sumisión. Tenía a disposición de NXIVM una red de captadoras que atraían a chicas jóvenes y guapas, lo que fue siempre en aumento desde el comienzo. Este fue uno de los errores que cometió, ya que una de sus propias captadoras fue quien le delató. Tal y como narra en Creencias Extremas: NXIVM, Sarah Edmondson, el momento en el que le convencieron para marcarse la piel a fuego fue cuando decidió denunciar a la secta. En marzo de 2018 fue detenido en una lujosa mansión de México y fue deportado a Estados Unidos. Fue acusado de varios delitos de explotación sexual, abuso sexual y practicas esclavistas. También fue detenida la actriz Alison Mack, acusada de actuar como captadora. Se enfrentaban a penas de prisión desde los 15 años hasta cadena perpetua.

 

Actualmente Keith Raniere permanece en prisión provisional a espera de juicio. Es probable que tarde algún tiempo en celebrarse “dada la dificultad del caso”, según declaró el juez Nicholas Garaufis.

 

Su información en Wikipedia continúa siendo errónea, ya que lo describe bondadosamente, tal y como se le conocía entre sus seguidores.

 

 

Si quieres saber más acerca de Keith Raniere y NXIVM, no te pierdas nuestro especial Creencias Peligrosas, del 18 al 24 de noviembre a partir de las 20:00h.

 

 

 

 

 

También te puede interesar