Comienzan los asesinatos en serie de Castellón

2 DE Julio DE 1995

El 2 de julio de 1995 fue asesinada la joven Sonia Rubio, de 25 años, en Benicassim, Castellón. Fue la primera de cinco mujeres que correrían la misma suerte a manos del psicópata Joaquín Ferrándiz y generaron una alta alarma social de 1995 a 1997.
 
Natalia Archelós, Mercedes Vélez, Francisca Salas y Amelia Sandra fueron sus otras cuatro víctimas, todas jóvenes veinteañeras. La elección de este perfil de víctima se basaba en una misoginia que posteriormente confesó: “Eran mujeres y quería hacerles daño (…) necesitaba demostrar que las odiaba”. Su modus operandi siempre fue el mismo: asaltaba a las mujeres estropeando sus vehículos o directamente atropellándolas para después acudir en su auxilio, abusar sexualmente de ellas y  estrangularlas hasta la muerte.
 
Ferrándiz, que tenía antecedentes por violación, fue finalmente detenido en 1998, cuando intentó atrapar a otra joven que logró escapar y le denunció en comisaría.  
 
El asesino confesó las cinco muertes y fue condenado a 69 años, pena que cumple actualmente en la cárcel de Ciudad Real. Será libre en 2023, aunque podría pedir antes la libertad condicional.


También te puede interesar