La familia Schmitz Werner

23 DE Agosto DE 1989

Tal día como hoy en 1989, la familia de procedencia alemana Schmitz Werner, fue asesinada en su casa de Ibiza. Fue un crimen brutal en el que murieron Richard Schmitz, de 51 años, Beate Josefine Werner, de 41, y sus hijas Alexandra y Bianca, de 6 y 4 años respectivamente.

 

Richard Schmitz estaba involucrado en el cártel de Medellín (Colombia) comandado por Ochoa, trabajando en una organización de distribuidores de cocaína en Europa. Según se cree, Schmitz, por un error o intencionadamente, puso a la policía alemana tras la pista de un furgón que transportaba más de 600 kilos de cocaína en Munich y que fue incautado junto con la droga.

 

Todo ocurrió la madrugada del 23 al 24 de agosto. Los asesinos entraron sigilosamente en la casa en la que la familia vivía: el móvil era la venganza. Según los investigadores, las primeras en fallecer fueron las niñas, ya que los asesinos las estrangularon delante de sus padres para tratar de hacer que hablaran y contaran todo lo posible. Después, y tras una pelea, mataron a Richard y a Beate Josefine. Los cuerpos se encontraron tres días después bajo una capa de cemento que se había fabricado manualmente y que debido a ello tenía grietas. Yacían en un edificio en construcción contiguo a la casa, del que la familia era propietaria y que unos días atrás se había declarado ilegal. El olor de los cuerpos atravesaba las fisuras en el cemento y los insectos revoloteaban alrededor. Esto fue lo que hizo que la policía descubriera los cadáveres. Estos tenían alambres alrededor de las muñecas y cuellos.

 

La investigación no pudo encontrar a los culpables.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar