Informe 4:

Fuera de control

Dónde y cuándo: Madrid, 2003
La Víctima: Jacinta, Félix y Leylah
El autor: Noelia de Mingo
Las claves: Personal y pacientes del hospital
Juicio, sentencia: No imputable por enajenación mental, se falló su reclusión terapéutica durante un máximo de 25 años como medida de seguridad.
Los expertos hablan:
“Durante un brote psicótico el enfermo de esquizofrenia paranoide sufre alucinaciones de persecución, todos son enemigos de los que debe defenderse.” José Antonio Lorente. Médico forense
“La calificación jurídica es de asesinato con alevosía, independientemente de que Noelia de Mingo sea declarada inimputable por su enfermedad mental.” Gemma Martín Peinador. Fiscal

El CASO:

Noelia de Mingo, MIR en el Hospital de la Fundación Jiménez Díaz, padecía desde hacía tiempo los síntomas de una esquizofrenia paranoide. Sus responsables hospitalarios lo sabían y sus compañeros también.

El mediodía del 3 de abril de 2003, Noelia, completamente enajenada, comienza a apuñalar a diestro y siniestro a todo aquel que se cruza en su camino. Médicos, enfermeros, pacientes y visitantes. El resultado: tres muertos y siete malheridos.

La médica, responsable de los hechos, fue ingresada en un centro psiquiátrico penitenciario de Alicante y la Fundación Jiménez Díaz declarada culpable subsidiaria. Pese a todo, tanto los abogados de las víctimas como la Defensora del paciente, criticaron que no se hubieran pedido responsabilidades penales a los directivos del Hospital, conocedores como eran de la psicopatía de Noelia de Mingo.

Ver pases de este episodio