El amaño es un delito de corrupción entre particulares penado con entre seis meses y cuatro años de cárcel, llegando a la inhabilitación de uno a seis años y multas que podrían alcanzar los 6 millones de euros.

Para que el delito se produzca, no es necesario que se consume la transacción sino que el simple ofrecimiento es objeto de sanción.

Todo ello está tipificado en el artículo 286 bis del vigente Código Penal. En la reforma de 2010 se incluyó en este artículo el amaño de competiciones deportivas.

También te puede interesar