Crímenes con veneno: Esposas y mentiras

Frank, el marido de Audrey Marie Hilley, murió supuestamente de hepatitis. Su hija también enfermó y el médico sospecha que la causa puede ser un envenenamiento. Para entonces, Audrey Marie había huido. Se volvió a casar y fingió su propia muerte, pero el cerco se estrechó. Convertida en prisionera modelo, obtuvo un permiso y desapareció de nuevo, finalmente fue capturada.En Sídney en 1952, Yvonne Fletcher se convirtió en la primera persona condenada en Australia por cometer un asesinato con talio. Con 29 años, Yvonne ya era viuda y tenía dos hijos, además de sustancias venenosas a su alcance debido a la plaga de ratas que sufría la ciudad. Su segundo marido también enfermó y murió de forma similar al primero.

Ver más información de este programa
Compartir:

Hoy en TV

+ programación
¿Quién es el asesino?: Dos sospechosos para un asesinato

21:18h

El sospechoso: Parte interesada

22:15h

El sospechoso: Duda razonable

23:02h

Crímenes en Hollywood

23:50h

El sospechoso: Parte interesada

01:23h